EL CATASTRO:¿UN PROBLEMA SIN SOLUCIÓN?

 
 


Límites Espacio Natural La Fuentona

      ¿Que porqué este título?.

      Porque  la mayoría de nosotros, por una razón o por otra, hemos padecido y aguantado los múltiples errores que existen en el Catastro.
      Lo cierto es que al ser el único registro oficial sobre la titularidad de nuestras fincas, es muy importante que los datos que contiene sean correctos. Cada vez que hay una nueva revisión catastral nos echamos las manos a la cabeza pensando qué nuevos errores nos esperan al revisar los listados de nuestras fincas.
      Todos conocemos los errores que se cometieron en la revisión del 2001. Algunos, como es el caso de las 50 hectáreas que habían desaparecido del polígono 23, hemos conseguido arreglarlo. Otros persisten.
      Desde nuestro punto de vista el más grave es la discrepancia que existe entre los datos catastrales de las fincas (número de finca, y polígono) con los datos reflejados en los planos. Me explico: si cualquiera de nosotros preguntamos en el catastro en qué polígono están ubicadas las fincas de La Carretada o de Los Llanos, nos dirán que en el polígono 29 del Término Municipal de Cabrejas del Pinar, sin embargo este polígono no existe en los planos de dicho término municipal.
      Según dichos planos, todas las fincas de las dos zonas mencionadas están distribuidas en los polígonos números 19, 20 y 28. Si a estas incongruencias le unimos la circunstancia de que cada vez son menos las personas que se conocen todas las zonas del monte y saben la ubicación física de cada lote, es lógico pensar que dentro de no muchos años los futuros herederos lo tendrán muy difícil  para conocer sus propiedades.

      Si dispusiéramos de unos planos que reflejaran correctamente  la ubicación de los lotes y de las fincas,  además de conseguir que la información catastral no tuviera errores, podríamos también asegurar que cualquier heredero, pudiera identificar y localizar cualquiera de sus fincas.   

      Se ha intentado que fuera el propio Catastro quien realizara el levantamiento  de  nuevos planos 

que reflejaran correctamente  tanto los lotes como las fincas. Su respuesta ha sido que además de no disponer de medios económicos para este tipo de contingencias, no es un problema de su responsabilidad por ser errores arrastrados del anterior catastro de 1950 . No obstante ofrecen su colaboración para reconocer la documentación nueva que presentemos.

      Ante esta situación se nos plantean dos alternativas: O bien recurrimos a la vía judicial para denunciar los errores catastrales o bien asumimos el problema como nuestro e intentamos solucionarlo entre todos de la mejor manera posible. Por la vía judicial no sabemos donde nos conduciría ni tampoco sus resultados. Por eso hemos elegido  la segunda opción que como muchos ya conocéis se basa principalmente en:

      1º.- Ubicar en los planos catastrales de forma más o menos aproximada todos los lotes de la zona de La Carretada y de Los Llanos (polígonos 19, 20 y 28).

      2º.- Numerar en los planos todos los mojones de todos los lotes.

      3º.- Colocar mojones nuevos de hormigón o bien reforzar los actuales con piedras y cemento. Numerar en el monte todos los mojones de los lotes con el mismo número de los planos.

      4º.- Mediante aparatos de GPS (localización vía satélite) se reflejaría en planos las coordenadas exactas de cada mojón y se levantarían planos en donde se reflejarían de forma exacta y precisa tanto la localización de cada lote como su superficie.

       5º.- Una vez conocida la ubicación de los lotes y su superficie, y teniendo en cuenta que en la mayoría de los lotes todas las fincas son iguales, sería fácil hacer la división de los lotes en tantas fincas como figure en el catastro.

      Como podéis suponer no es fácil  conseguirlo pero si existe predisposición y deseos de colaboración, no hay dificultades insalvables aunque nos lleve   tiempo su realización.

      En cuanto a los gastos que se ocasionen ya se ha expuesto en las últimas reuniones de la asociación que se descontarían de los ingresos generados por esos mismos terrenos por su utilización como coto de caza.

      Creemos que los objetivos que se persiguen compensan con creces, sobretodo para las generaciones futuras, los esfuerzos que hagamos para conseguir los fines propuestos.

      En estos momentos ya tenemos ubicados todos los lotes de la zona de Los Llanos y bastantes de La Carretada. En total son 1280 fincas distribuidas en 95 lotes. Hasta ahora la ubicación y distribución de los lotes no ha presentado demasiadas dificultades . No obstante tenemos la sensación que la localización de los mojones va a presentar mayores problemas.

      No es necesario decir que esto ha sido posible gracias al apoyo y conocimientos de las personas más mayores que se recuerdan todavía los rincones de los montes. Sin su colaboración sería imposible realizar todo lo que hemos planteado.

     Es necesario que todas las dudas o sugerencias se hablen y se comenten porque lo que no queremos es hacer nada en contra de la voluntad de nadie.

     Con idea de evitar falsas interpretaciones, hacemos referencia a una duda que nos han planteado sobre si lo que estamos haciendo iba a servir para después hacer la Concentración Parcelaria del monte. Hemos de decir que nunca se ha pretendido tal cosa.
     Por  parte de la Asociación nunca se ha hablado de este tema porque creemos que los inconvenientes superan con creces a las ventajas. Además si hacemos lo que aquí se ha expuesto, una vez que todas las fincas estén perfectamente identificadas, no tendría ningún sentido hacer después la Concentración Parcelaria.
      
                                                     José Luís del Prado
Hoz del rio Abión

 
                                                                                         Cerrar la ventana para salir                                                                                  Subir