HISTORIA DE LA VIRGEN DEL VALLE

 
 

Ermita de la Virgen del Valle
          Existen muchas leyendas sobre el origen de la Virgen del Valle. La más antigua data del año 754. En aquella época se estaba iniciando la Reconquista. Las diferencias entre árabes y cristianos eran tan grandes que no había posibilidad de convivencia.
          En este ambiente hostil en la que la religión tutelaba la vida de nuestros antepasados, surgieron infinidad de leyendas sobre batallas milagrosamente ganadas, hazañas heroicas, personajes épicos, etc. Una de estas leyendas es la de la Virgen del Valle.
          Según la tradición, en Saldaña pueblo del norte de Palencia, se encontraba el rey Alfonso I, yerno de D. Pelayo, asediando el castillo ocupado por los árabes. No sabiendo como llegar hasta él, la Virgen le indicó en sueños un pasadizo secreto que le permitió entrar en su interior.
          Recuperado el castillo, el Rey dedicó la victoria a una imagen de la virgen que llevaba siempre en el arzón de su caballo. En su honor mandó construir un santuario en el lugar donde se encontraba su tienda. Desde entonces se celebran en ese pueblo las fiestas en honor de la Virgen del Valle. Posteriormente a lo largo de la Edad Media se fue extendiendo su devoción por todos los lugares reconquistados.
         Actualmente se venera en Toledo, Sevilla, Huelva y un sinfín de pueblos de nuestra geografía.  Después del descubrimiento de América también encontramos veneración en este continente. Sus inicios se fijan sobre el año 1530  en la isla Margarita de Venezuela. Desde hace cinco siglos veneran a una imagen de la Virgen del Valle con rostro melancólico y ojos semidormidos a la que le atribuyen innumerables milagros (el último de 1999). Es la imagen más antigua venerada en Venezuela. En Argentina existe veneración en todas las provincias andinas principalmente en Catamarca donde es la patrona de toda la región.
         Creencias aparte, el hecho de mantener durante siglos unas tradiciones y costumbres en un lugar determinado, confiere a ese lugar unas características propias y establece entre sus habitantes  lazos que les identifican  y a la vez les diferencian con los habitantes de los contornos.

 
         
                                                                                               Cerrar la ventana para salir                                                                            Subir