RECOMENDACIONES Y CONCLUSIONES

 

ASPECTOS MAS IMPORTANTES A DESTACAR  DEL INFORME SOBRE EL ACUÍFERO DE LA FUENTONA PRESENTADO POR LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN A LA CONFEDERACIÓN HIDROGRÁFICA DEL DUERO  

1.-           Por encima del nivel de la Fuentona, la capacidad de almacenamiento de agua de este acuífero es muy pequeña porque se
  produce un desagüe subterráneo rápido cuando aumenta el nivel por precipitaciones fuertes.

 2.-          El acuífero es muy vulnerable a la contaminación por el poco poder autodepurador del terreno.

 3.-          Las plantaciones truferas de la finca “El Quejigar” se hallan dentro del área  de alimentación del acuífero de la Fuentona.

 4.-          El caudal del río Abión procedente del acuífero es muy variable con puntas de hasta 2000 l/s en crecidas fuertes y con descensos
                hasta 50 l/s en época de estiajes.

 5.-          El manantial de la Fuentona es muy sensible a las extracciones de agua en estiaje, pudiendo ante bombeos fuertes disminuir el
 volumen de agua disponible hasta  más del 80%. Ello supondría la sequía total del río Abión.

 6.-          En la finca de trufas  “El Quejigar” se han realizado hasta 7 perforaciones para la extracción de agua del acuífero de La
 Fuentona. Estas extracciones se vienen realizando de forma ilegal desde hace 20 años.

  

                                                 CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES DE DICHO INFORME

l.                El acuífero que drena la Fuentona de Muriel se trata de un sinclinal de calizas del Cretácico Superior apoyadas sobre una base impermeable de margas que también forman sus límites por el norte, oeste y parte del sur, donde también hay una barrera de Terciario arcilloso. Por el Este está en conexión hidráulica temporal con los acuíferos del nacimiento del río Mazos, Golmayo y otros arroyos.
Tiene una superficie aproximada de 135 K.rn2.

2.              La circulación del agua subterránea va dirigida por el eje sinclinal de Este a Oeste hacia la Fuentona. La velocidad del agua
 subterránea, obtenida mediante pruebas con trazadores, varía con la proximidad a la Fuentona y con el régimen hidrológico.
Así, se podrían estimar unas velocidades medias entre 500m/d y 3000 m/d según fuese para aguas medias o aguas altas,
respectivamente. En todo caso las velocidades tan altas indican un vaciado rápido del acuífero, poca capacidad de almacenamiento
y por consiguiente estiajes naturales severos, condicionados por el régimen inmediato de precipitaciones.

3.              Las plantaciones truferas de la finca "El Quejigar" se hallan dentro del área de alimentación del acuífero de la Fuentona, en el
extremo medio occidental del eje y flanco norte del sinclinal.

4.              El acuífero presenta unas reservas permanentes (las que están por debajo del manantial) de 169 hm3. Sin embargo, las
reservas hidrodinámicas (las que están por encima del manantial) son muy pequeñas y en estiaje pueden variar entre 3 y 0,45 hm3.
Esto indica que el acuífero tiene poca capacidad de almacenamiento y regulación natural, sufre estiajes profundos corno se ha dicho,
y es muy influenciable a los bombeos.

5.              El acuífero es muy vulnerable a la contaminación (clasificada corno extrema según el método GOD) y sin apenas poder depurador en
la zona no saturada.

6.              Se ha establecido un perímetro de protección de la calidad del agua subterránea que abarca dos zonas:

·       Una zona de restricciones absolutas situada a 2 Km alrededor de la Fuentona, y donde el tiempo de tránsito es menor de 24 horas.

·       Una zona de restricciones máximas que incluye todo el acuífero, y donde el tiempo de tránsito es menor a 50-60 días.
 En realidad en este acuífero es menor a 40 días.

 

            7.                              7.      Protección de la cantidad de agua subterránea.

·         Se han observado hechos objetivos de afecciones al caudal de la Fuentona como es la disminución de su caudal medio en estiaje, disminuciones bruscas de caudal, e incluso secado del manantial y del río que origina (río Abión).

·         El acuífero tiene las siguientes detracciones de caudales respecto de su  régimen natural: bombeo del pozo de abastecimiento de Abejar (2,2 l/s en estiaje, que es poco importante), riego de trufas con mananatiales que antes alimentaban el acuífero (20 l/s, aprox.) y el bombeo con pozos para riego de trufas en la finca de Los Quejigares que se viene haciendo desde hace 20 años de manera ilegal. Hay indicios para pensar que es la cantidad aunque realmente se desconoce.

·         Hay indicios para pensar que los bombeos en la finca son importantes por las siguientes razones:

a.       Porque hay 7 sondeos, cuatro de los cuales parecen pudieran estar bastante productivos.

b.       Porque necesitan agua para regar y el manantial de Argullón parece que es insuficiente durante muchos estiajes. Ellos mismos reconocen que han  estado bombeando de un pozo para suplir dicho déficit durante 20 años.

c.       Porque los descensos bruscos en el caudal de La Fuentona no pueden ser debidos a los bombeos del pozo de abastecimiento de Abejar (2,2 l/s), que es muy pequeño y está bastante alejado de la Fuentona. Tampoco pueden ser producidos por un bombeo de 8 l/s en cualquiera de los pozos de la finca Los Quejigares, que están todavía más alejados (12 Km) que el pozo de abastecimiento a Abejar; este caudal es todavía pequeño y no afectaría   demasiado a la Fuentona, como se ha visto en los cálculos hidráulicos. Son debidos seguramente a bombeos entre 30 y 100 l/s en dicha finca, tal como se ha demostrado en estos mismos cálculos.

En realidad, Finebro pide una concesión de 8 l/s de caudal continuo que suponen 32 l/s en 3 meses de estiaje, que unidos a 20 l/s de
concesión del Mal de Argullón, serían 52  l/s. Estos 28 l/s de concesión (8+ 20 l/s) equivaldrían a 112 l/s de caudal continuo en tres
meses. Este caudal de bombeo se ha demostrado en los cálculos hidráulicos que afectaría considerablemente al manantial y que lo
dejaría seco durante horas y días  ciertos estiajes.

 

8.                       La única manera de compatibilizar esta explotación o la de un futuro abastecimiento sería utilizar balsas de regulación. TenerIas
llenas antes de comenzar el riego con el Mal de Argullón y con bombeos efectuados en "invierno", durante las puntas de crecida
o de caudales fuertes mantenidos de La Fuentona. Hay muchos días al año, incluso en estiaje, donde La Fuentona presenta
puntas importantes. Para ello se necesitaría una capacidad grande de extracción de agua subterránea en poco tiempo
y el recrecimiento de la balsa o balsas.

                                                                                  RECOMENDACIONES

l.                         Aclarar el sistema de explotación seguido y el que se piensa hacer en la finca del Quejigar: historial del volumen extraído, ritmos
de bombeos, formas de extracción del agua en los pozos, discernimiento del origen del agua (Mal y de pozos), relacionar
esta información con los descensos de La Fuentona.

2.                       Los pozos que se describen como clausurados deben estar sellados o controlados de forma eficaz y clara para evitar un mal uso
 o posible contaminación del acuífero ya que son una vía preferencial.

3.                       Instalación de una estación de aforos en La Fuentona y de caudalímetros en todos los pozos del acuífero, en los manantiales
captados y en las salidas del riego. Ver la relación de los bombeos con la variación del caudal del manantial.

Hacer un seguimiento continuo de las variaciones del caudal para detallar el estudio hidrológico e hidrogeológico.

4.                       Establecer un perímetro de protección de cantidad y calidad para el Monumento Natural de La Fuentona de Muriel.

5.                       Depurar el agua residual de Cabrejas y controlar los herbicidas e insecticidas y otros compuestos que pudieran utilizarse en el acuífero.

 

 
   
         
                                                                                        Cerrar la ventana para salir                                                                           Subir